-

hemos decidido actuar

« Cualquiera puede cambiar el mundo. Aunque no tenga poder, aunque sea alguien sin la menor importancia, cualquiera puede cambiar el mundo » escribía Václav Havel unas semanas después de la caída del Muro de Berlín.

En 1989, fueron mujeres y hombres "sin la menor importancia" los que cambiaron el curso de la Historia. Veinte años más tarde, es el sistema neoliberal el que se hunde. Nos toca a los ciudadanos expresar en que sociedad queremos vivir. ¿Una sociedad de injusticia y caos, o una sociedad de equilibrio y buena convivencia? Nos toca a nosotros escoger. Nos toca a nosotros actuar.

Descargar el manifiesto

 

Proclamar la extrema gravedad de la situación

La inquietud se ha instalado en España y Europa. Sólo en España ya hay más de 5.000.000 de parados inscritos en las Oficinas de Empleo, centenares de miles de personas al final de su prestación por desempleo y millones de pobres y precarios. Centenares de miles de familias tienen dificultades para pagar sus alquileres y todo indica que vamos pronto a hundirnos en una nueva recesión.

La deuda total de los Estados Unidos alcanza el 358% del PIB. En 2011, mientras que la deuda pública aumentaba en 1,07 billones de dólares, el PIB por habitante aumentó sólo en un 1 % ¡Cada vez más deuda para menos crecimiento! La primera economía mundial es como un coche, que necesita un litro de gasolina cada 300 metros. En cualquier momento, se puede romper una biela y el motor explotará. Se prevén recortes presupuestarios colosales a partir de 2013 que amenazan con hundir a los Estados Unidos en una recesión histórica.

En China la burbuja inmobiliaria ha alcanzado más del doble del máximo alcanzado por la burbuja en los Estados Unidos antes de la crisis de las subprimes. En 2009, para evitar la recesión, el gobierno ordenó a los bancos aceptar todas las solicitudes de crédito que les llegaban.

"Hemos decidido actuar"
descargar en pdf

3 proyectos prioritarios
15 reformas

Evitar el colapso

1Dejar a nuestros estados que respirenen PDF

> disminuir fuertemente los tipos de interés sobre la deuda antigua

¿Es normal que los países paguen un precio 600 veces más caro que la banca privada? Se ha sabido recientemente que la Reserva Federal Americana ha prestado de forma secreta a los bancos con dificultades la gigantesca suma de 1200 billones de dólares, a un tipo de interés increíblemente bajo del 0,01 %.

Al mismo tiempo, en numerosos países, los ciudadanosnsufren de lleno los planes de austeridad, ya que los mercados financieros prestan el dinero a algunos estados a unos tipos del 6, 7 u 11 %. Asfixiados por tales tipos de interés, los gobiernos se ven empujados a bloquear las pensiones, las ayudas a las familias o los salarios de los funcionarios, así como a recortar en la inversión, lo que hace crecer el paro y nos está llevando a hundirnos en una recesión de una gravedad extrema.

¿Es normal que, en tiempos de crisis, la banca privada, que se financia habitualmente al 1 %, pueda beneficiarse de un tipo de interés al 0,01 %, mientras que, también en tiempos de crisis, los estados estén obligados a pagar unos tipos entre 600 y 800 veces superiores?

Leer más (pdf)

2Crear un impuesto europeo sobre los beneficiosen PDF

La tasa de imposición sobre los beneficios de las empresas es de solo el 25 % de media en Europa, frente al 40 % en Estados Unidos. ¡Es el mundo al revés! Creíamos que los Estados Unidos eran los más liberales, pero gravan los beneficios de las empresas más que nosotros.

Impuesto medio sobre los beneficios de las empresas
EE.UU. 40 %
Europa 25 %

¿Por qué Europa tiene un impuesto tan bajo? Desde la adhesión de Irlanda y Gran Bretaña en 1973, los estados que han bajado su impuesto sobre los beneficios para atraer a las empresas han empujado a todos los estados europeos a una rebaja de la fiscalidad. Irlanda ha bajado su impuesto al 12 %, viéndose obligados todos los estados miembros a bajar su impuesto sobre los beneficios. A nivel europeo, el impuesto medio sobre los beneficios ha bajado un tercio en veinte años. Esta competición fiscal a la baja es una de las causas importantes del endeudamiento público.

Leer más (pdf)

3 Poner fin al hundimiento fiscal nacionalen PDF

Para salir de nuestra dependencia de los mercados y reequilibrar nuestras cuentas públicas, también podemos encontrar importantes márgenes de maniobra a nivel nacional, anulando una buena parte de las bajadas de impuestos concedidas a las grandes empresas y a los ciudadanos más ricos desde hace 10 años.

El informe del diputado de la UMP francés Gilles Carrez publicado el 5 de Julio de 2010 muestra que si se anulaba el conjunto de las reducciones de impuestos votados desde el año 2000, el Estado tendría cada año 100 mil millones más en sus arcas. Si sencillamente volviéramos a la fiscalidad que existía en el año 2000 (nadie la juzgaba confiscatoria o sovietiforme), ¡nuestro déficit se transformaría en excedente!

El Estado perdió 100 mil millones de recaudación fiscal
Les Echos del 5 de Julio de 2010

Leer más (pdf)

4 Boicotear los paraísos fiscalesen PDF

> utilizando los contratos de la inversión pública

Un informe del Parlamento Europeo estima que la fuga de capitales a los paraísos fiscales provoca cada año una pérdida de ingresos por impuestos estimada en 1 a 1,5% del PIB de cada uno de los Estados miembros. En Francia supone que cada año se pierden de 20 a 30 mil millones de euros. Más allá de las declaraciones de fachada, hasta hoy no se ha emprendido ninguna acción digna de tener en cuenta contra los paraísos fiscales.

Leer más (pdf)

5 Limitar al máximo los despidosen PDF

Alemania ha conocido en 2009 una crisis económica dos veces más importante que Francia, debido principalmente a la caída de sus exportaciones. Sin embargo, a pesar del impacto económico dos veces más fuerte, el paro ha aumentado 6 veces menos en Alemania que en Francia :

Recesión 2009 Evolución del paro
Alemania - 4,6 % + 220.000
Francia - 2,3 % + 1.200.000

¿Cómo se explica este “milagro”? Los sindicatos alemanes fueron a ver a Angela Merkel para exigirle que el despido se convirtiera en el último recurso, y que la regla general fuera la de conservar el máximo de empleadas, el máximo de competencias dentro de la empresa, desarrollando el Kurzarbeit.

Leer más (pdf)

6 Proteger a los trabajadores precariosen PDF

En cada país, todos los meses, decenas de miles de hombres y mujeres agotan sus prestaciones de desempleo y son arrastrados hacia una precariedad enorme. Ante la gravedad de la crisis y la poca esperanza de volver rápidamente al pleno empleo, se hace cada vez más urgente prolongar la indemnización de los parados y mejorar su seguimiento y su acceso a la formación.

Leer más (pdf)

7 Prohibir a los bancos especular con nuestro dineroen PDF

> Separar los bancos comerciales de los bancos de inversión

Para proteger los ahorros de los ciudadanos y no hacer correr riesgos a las finanzas públicas ni a la financiación de la economía real, el principio de una separación estanca entre Bancos comerciales y Bancos de inversión acaba de ser decretada en Gran Bretaña, pero los grupos de presión han conseguido que su aplicación sea postergada hasta... ¡2019! Evidentemente, es demasiado tarde. Visto el riesgo de que en poco tiempo estalle una crisis mayor en los mercados financieros, hay que aplicar esta reforma sin dilación para proteger a la economía real.

Para prohibir a los bancos que especulen con el dinero de los ciudadanos de a pie, hay que separar los bancos comerciales y los bancos de inversión. Es una de las primeras reformas que adoptó Roosevelt en 1933 haciendo aprobar la ley Glass-Steagal.

Leer más (pdf)

8 Crear une verdadera tasa sobre las operaciones financierasen PDF

Si tal tasa se hubiera creado en 2008, incluso con un tipo muy bajo, habría producido entre 250 y 600 mil millones. La crisis griega hubiera podido resolverse muy rápidamente, sin pedir esfuerzos a los pueblos de Europa. ¿Qué esperamos para crear por fin esta tasa y tranquilizar al pueblo alemán, como a los demás pueblos de Europa, diciéndoles que es la ultima vez que se les ha pedido un esfuerzo injusto? A partir de ahora serán los mercados financieros los que tendrán que contribuir para alimentar el Fondo europeo de Estabilidad.

Leer más (pdf)

9 Luchar contra las deslocalizacionesen PDF

> Imponer el respeto de las normas sociales y medioambientales en el comercio mundial convocando una nueva Cumbre de Filadelfia

En 1944, antes de convocar la cumbre de Bretton-Woods que reconstruyó el sistema financiero internacional, Roosevelt organizó la cumbre de Filadelfia, que adoptaba como prioridad absoluta el respeto de ciertas reglas sociales: "El trabajo no es una mercancía. (...) No habrá una paz duradera sin justicia social" afirmaban Roosevelt y otros jefes de estado antes de definir reglas sobre los salarios, la duración de la jornada laboral y el reparto entre salarios y dividendos…

Unas reglas muy concretas que tenía que respetar cada país y el comercio mundial. Antes de que los neoliberales las desmantelasen, estas reglas permitieron 30 años de prosperidad sin deuda.

Leer más (pdf)

Contra el desempleo, una nueva sociedad

10 Invertir en una verdadera política de viviendaen PDF

> Crear empleos masivamente y bajar los alquileres

¿Se pueden suprimir 40.000 empleos en el sector de la construcción cuando faltan 800.000 viviendas en Francia, y los alquileres han alcanzado un nivel tan alto que 1 .800.000 hogares tienen grandes dificultades para pagar sus alquileres?

¡Vaya sinsentido! Eliminamos millares de empleos en la construcción 1 cuando hacen faltan 800.000 viviendas. El porcentaje de gasto destinado a vivienda por los organismos públicos está en su nivel más bajo desde hace 30 años. Un retroceso que procede, esencialmente, de la disminución de la contribución del Estado.

“Vista nuestra demografía, para salir de la crisis, hay que construir 500.000 nuevas viviendas al año, durante al menos 5 años, de las cuales 1 50.000 deben ser viviendas sociales”, explica el delegado general de la Fundación Abbé Pierre, Patrick Doutreligne. “Hoy, no se construyen más de 400.000 viviendas al año, mientras que en los años 70 éramos capaces de construir 550.000 al año. Evidentemente, hay que evitar volver a realizar ciertos errores cometidos en los años 70, pero está claro que se trata de una cuestión de voluntad política.”

Leer más (pdf)

11 Declarar la guerra al cambio climáticoen PDF

Todos los estudios recientes muestran que el cambio climático es más rápido y tiene consecuencias más graves de lo que se anunciaba hace 5 o 10 años. El conjunto de los países occidentales continúa produciendo cada año más gases de efecto invernadero. China inaugura cada semana una o dos centrales de carbón. En Siberia, el deshielo del permafrost libera a la atmósfera importantes cantidades de metano. ¿El balance? La producción de CO2 y de metano aumenta cada año y los océanos lo almacenan menos de lo previsto. Si nada cambia, nos arriesgamos a traspasar el umbral tras el que será muy difícil o imposible dar marcha atrás.

Si queremos “ganar este sprint” y salvar nuestro planeta, no basta con hablar de “desarrollo sostenible” o de aplicar lentamente convenciones internacionales poco ambiciosas. Si queremos ganar esta carrera, si no queremos dejar a nuestros hijos un planeta inhabitable, es necesario ACTUAR. Es necesario que un país o un grupo de países pase a la acción y muy pronto proporcione la prueba a gran escala de que, efectivamente, se puede dividir por 4 la producción de gases de efecto invernadero sin renunciar a una vida cómoda.

Leer más (pdf)

12 Desarrollar la Economia Social y Solidariaen PDF

Desarrollar la Economía Social y Solidaria (ESS) es un elemento clave del cambio de sociedad que deseamos. En efecto, la ESS abre la vía de un modelo económico y social al servicio de los ciudadanos y más cercano a los territorios. Busca producir y repartir la riqueza de forma más justa, promover un proyecto económico de manera más respetuosa para las personas, el medio ambiente y los territorios. Es una economía que une, que ya ha probado su eficacia y que puede desarrollarse en todos los ámbitos.

La Economía Social y Solidaria representa actualmente más del 10% de los asalariados y el 14% del empleo privado, es decir, 2,3 millones de personas que trabajan en más de 210.000 establecimientos. Por otro lado, 19 millones de franceses son miembros de mutuas de salud; más de 20 millones son accionistas de cooperativas de ahorro y crédito; 20,7 millones son accionistas de mutuas de seguros; cuentan con entre 11 y 14 millones de voluntarios y más de un francés de cada cuatro es miembro de una asociación.

Leer más (pdf)

13 Negociar otro reparto del tiempo de trabajoen PDF

> y otro reparto de los ingresos

« La cuestión del tiempo de trabajo merece algo más que el debate caricaturesco que hemos tenido en estos últimos años », afirmaba el 23 de Octubre de 2010 el Presidente de La Comisión de Empleo del MEDEF (Movimiento de Empresas de Francia, importante organización patronal). « Hoy es muy difícil encontrar un empleo estable antes de los 28 ó 30 años. Después, entre los 30 y los 40 años, a las personas se les exige trabajar a tiempo completo y triunfar, al mismo tiempo, en la vida privada y en su vida profesional. Después, sobre los 55 años, se les desecha como pañuelos usados mientras se les exige que coticen más tiempo. Objetivamente, esto no tiene sentido », continuaba Benoit Roger-Vasselin delante de una concurrencia asombrada. « Hay que reabrir el debate sobre una repartición diferente del tiempo de trabajo a lo largo de la vida »

El reparto del trabajo actual es un sinsentido:

  • de un lado, todos aquellos y aquellas que hacen 0 horas por semana porque están en paro.
  • del otro, todos aquellos que trabajan a tiempo completo (y a veces demasiado): la jornada real de un empleado a tiempo completo es superior a 38 horas, según el INSEE (Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos de Francia).
  • en medio, todas aquellas y aquellos que se buscan la vida con pequeños trabajos a tiempo parcial, durante la semana o durante el año.

Esta forma de reparto del trabajo es un sinsentido ya que provoca un sufrimiento enorme tanto del lado de los que trabajan 0 horas por semana como del de los que trabajan a tiempo completo pero que aceptan cada vez más trabajos estresantes o mal pagados porque tienen miedo de entrar en el siguiente plan de regulación de empleo (“si no estás contento, ahí está la puerta”). Este reparto del trabajo beneficia, esencialmente a los accionistas cuyos dividendos nunca antes habían sido tan altos.

Leer más (pdf)

Construir una Europa democrática

14 Hacer renacer la Democracia en Europaen PDF

> cambiar radicalmente las instituciones europeas

“Para la expansión de Europa es esencial una reforma fundamental de las instituciones”, afirmaba Joschka Fischer, ministro alemán de Asuntos Exteriores, el 12 de mayo de 2000 ¿Cómo imaginar un Consejo Europeo de 30 jefes de Estado? Con las instituciones existentes, ¿cómo conseguir tomar decisiones? ¿Cómo evitar que los consensos sean cada vez más difíciles y que el interés de los ciudadanos por la Unión acabe siendo nulo? Hay una respuesta sencilla: la transición hacia un sistema plenamente parlamentario”. En un sistema intergubernamental (el sistema actual), tan solo hay Jefes de Estado y de Gobierno en la mesa de decisión. Poner a un Jefe de Estado en minoría en un tema importante es casi imposible, ya que se toma el riesgo de humillar a su país. Por lo tanto es necesaria la unanimidad de los 27 para cambiar el contenido de una política.

Con tal sistema, no hay alternancia posible. La parálisis está asegurada. Y cuando los políticos están paralizados, son los tecnócratas o el mercado quienes hacen la ley.

Así que si adoptamos un sistema parlamentario, según lo propuesto por los alemanes en el año 2000...

Leer más (pdf)

15 Negociar un verdadero Tratado de la Europa Socialen PDF

« Voten Sí a Maastricht y nos pondremos de nuevo a trabajar inmediatamente sobre la Europa Social » afirmaba Jacques Delors días antes del referéndum sobre Maastricht en 1992. Reconocía que el Tratado era insuficiente en materia social pero pedía a los ciudadanos no romper la dinámica europea. El Sí ganó por poco.

Veinte años más tarde, en tanto que la crisis social se agrava en todos nuestros países, los Tratados europeos están de nuevo en discusión. Los pueblos no pueden seguir contentándose con promesas. Hay que pasar a la acción.

Regular el comercio con China es una cuestión fundamental, pero ¿cómo evitar que nuestra producción industrial sea deslocalizada en el seno mismo de Europa?

Leer más (pdf)